19.

2005, 14 febrero


En nuestro universo existe Macondo

y tenemos planeado un viaje

a las cocinas de Vermeer de Delft.

También nos hemos despedido de la ilusión

en los Rompeolas,

también hemos ignorado

a las Torres de Manhattan.

En nuestro universo

toman realidad los sueños de los demás.

Pero es en Macondo

donde, mientras hablamos

-perdón, mientras aprendo-

de pintura, música, vida

yo me disuelvo en las tazas de té

y busco tus labios en cada palabra

y me doy cuenta

de que mis sueños

sólo serán un montón de ceniza

y unos cuantos versos malditos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: