20.

2005, 15 febrero

Tu llave no entra en la cerradura del portal

y a veces me pregunto

cuándo se estropeará definitivamente

y si estaremos juntos en ese momento

si nos quedaremos a esperar el amanecer

(o el mediodía)

si nos sentaremos y

muertos de risa

hablaremos de marcharnos a la playa

y bañarnos desnudos

desafiando a todas las mareas.

Tu llave no entra en la cerradura del portal

y a veces me pregunto

por qué soy tan estúpida

y por qué nunca entrará en mi cabeza

que eres imposible

y demasiado bueno para ser real.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: