27.

2005, 1 marzo


Debe ser triste la soledad

no la soledad en la que yo me encierro

tampoco la del abandonado

no me refiero a la soledad de los años

hablo de esa soledad

en la que tú te encuentras,

esa soledad ingenua, que no percibe

que los demás alzan las manos

pero nunca logran tocarte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: