30.

2005, 4 marzo

Recuerdo

que antes olvido era sólo una palabra

que la muerte parecía un punto y seguido

que tenía ganas de amar.

Quería envejecer

gritaba, y lloraba, y me dejaba mecer por el viento

en mañanas como esta.

¿Dónde estoy?

Perdida en las multitudes

no espero nada, como todos.

Quería ser amante,

escritora, artista, humana

quería mostrar al mundo

que la realidad se compone de sueños

y he conseguido uno de mis objetivos:

envejecer siendo aún una niña

con la lucidez del último suspiro

pero con menos ganas

de aferrarme al tiempo que me queda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: