18 de Octubre, hibernar.

2011, 18 octubre

Como cada mañana la Porte de Bourgogne y la aguja de St Michel me reciben.

Dicen las malas lenguas que va a ser el último día de sol del año y la piedra caliza de la Porte des Salinières se empapa de luz preparándose para el invierno letárgico y el letargo invernal.

La aguja de St. Michel se aúpa, se despereza hasta tocar el cielo, consciente de que no volverá a ser azul hasta dentro de unos meses.

Y es que ahora es el momento de hibernar.

Los edificios se rinden al calorcito del sol y quienes empezamos la jornada vemos resplandecer el adios del été indien.

Algunos se despiden brevemente, con una leve inclinación de cabeza, mientras otros se concentran en anticipar el rastro de sus propios zapatos en los adoquines (la aurora llega y nadie la recibe en su boca).

Yo me emborracho de luz hasta que tropiezo con alguien y murmuro que lo siento en un idioma que nadie sabe si es francés, gallego o sólo sueño.

Y todo el día trabajado entre paréntesis.

Hasta llegar a la otra puerta, la de Aquitaine.

Más paréntesis. Muchos paréntesis

Hasta la vuelta a casa.

Bonustrack

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: